Torre Prieta:

Situada al lado nordeste, su misión principal era proteger la puerta secundaria del castillo, colocada junto a su cara sur. Tiene esta torre una cámara inferior, que daba acceso a la mítica cueva, cubierta con bóveda de ladrido. La entrada a la Torre se realiza por una puerta situada en el patio de armas con jambas y arco de ladrillo. A la derecha de la puerta está la escalera, que por el interior del muro permite subir a un segundo piso totalmente oscuro, de techo plano. Justo encima de esta planta habia otra con acceso al adarve y a la plataforma defensiva que actualmente no conservamos.

Patio de Armas:

Baños Árabes (Hammam):

La costumbre del baño como elemento lúdico fue recogida por los árabes de los antiguos romanos. Los baños conservados en el castillo poseían tres habitaciones consecutivas: sala caliente (caldarium o bayt al-sajun), sala templada (tepidarium o bayt al-wastani) y sala fría (frigidarium o bayt al-barid). Agustín del Castillo menciona su existencia aún en el siglo XVI: “Hay baños afuera y dentro del castillo con sus acueductos y servicios”. Actualmente, no conservamos la total estructura de los baños. Las salas conservadas se completaban con otras habitaciones de acceso y servicio, hoy en día desaparecidas  debido al paso del tiempo y a las reformas llevadas a cabo con posterioridad por los diferentes habitantes del castillo.

Algunas de las estructuras de los baños se excavaron en la roca, lo que ha permitido definir la sala caliente, su horno (hypocaustum), dos piletas y una bañera. Entre los siglos XIV y XV el hypocaustum se adaptó a sistemas de calefacción de las nuevas dependencias. Los baños constituían no sólo un elemento de higiene, sino también un carácter lúdico y de prestigio.

Aljibe y Alberca:

En una zona semi-árida y de escasas lluvias la recogida de agua resultaba fundamental para la vida cotidiana y militar de los pobladores del castillo. El aljibe y la alberca, recientemente descubiertas, cumplían esta función. Se trata de dos estructuras subterráneas excavas en la roca caliza que buscaban el captar y almacenar el agua.

Este sistema se complementa con una extensa red de canales que permaneció en uso hasta los siglos XIV y XV, momento en el cual el castillo perdió su función militar y adoptó una funcionalidad plenamente administrativa. En torno a estas modestas estructuras hidráulicas se desarrollaba un patio columnado siguiendo una disposición árabe de tradición romana, como se puede observar a partir de las columnas y muros conservados.

Foso:

El foso está excavado en la roca, contando con una anchura media de 3m y una profundidad aún por determinar, si bien en la actualidad es de 2’50m – 3 m. Los restos de desagües que conducen al castillo revelan que el mismo no fue un foso seco, y que entre sus funciones estaba las de recoger las aguas sucias que se producían en el Castillo.

 

El Pósito

Para una mejor y más eficiente administración de los territorios, la Orden de Calatrava dividió sus dominios en encomiendas. Las encomiendas eran organismos administrativos propios de las órdenes militares. Al frente de cada encomienda se asignaba un comendador para que las gobernara. Éste cargo era elegido por el propio Maestre de la Orden de Calatrava y debía ser un caballero con experiencia militar, siendo un puesto de carácter vitalicio. En este sentido, la Encomienda de Bolaños de Calatrava fue establecida con total probabilidad antes del 1537.

Junto a la encomienda se creó el pósito, espacio destinado a guardar la cantidad de grano que las villas y lugares tienen de repuesto y prevención. Los pósitos se centraban en la acumulación de grano en tiempos de abundancia que se prestaban a un tipo de interés bajo a los agricultores en momentos de malas cosechas o crisis de subsistencia.

Torre del Homenaje:

Es la construcción más notable del castillo, con una altura superior a los 20 metros. La mazmorra ocupa toda la altura comprendida entre el suelo interior del castillo, base de la torre, y la altura del adarve. Es una cámara única, casi cuadrada. A través del muro hoy tiene abierto un vano, de 2 metros de alto por 1’40 metros de ancho. Originariamente, esta comunicación no existía, teniendo acceso al sótano solamente desde una pequeña entrada triangular sobre el comienzo de la bóveda de ladrillo que lo cubre. El acceso a esta entrada se encuentra al fondo de un pequeño corredor, que hace recodo, que se encuentra tras la puerta de acceso a la torre, que una vez abierta lo oculta, convirtiéndolo en un espacio semi-secreto. Realizado el sótano en mampostería con abundante argamasa, como el resto del castillo, se cubre con una bóveda de ladrillo de muy buena factura, que se conserva en perfecto estado.

Sobre la mazmorra se alza la totalidad de la Torre del Homenaje, contando con dos plantas y la atalaya. La primera planta hacía las funciones de improvisada capilla de la Orden de Calatrava, mientras la segunda solía ser usada como oficina por las autoridades de la mencionada orden. Desde la misma, se accedía a la atalaya, desde donde se vigilaba el territorio circundante.

@2010 Ayuntamiento de Bolaños de Calatrava | Todos los derechos reservados | RSS | Contactar | Aviso Legal | Protección de datos  aa