HISTORIA DE BOLAÑOS
 
Los primeros asentamientos en Bolaños se dan en época romana, ya que la zona se convierte en un punto estratégico para el comercio y las comunicaciones formando parte de las vías de comunicación que unían Toledo con Córdoba y Mérida con Levante.
 
Además en las Relaciones Topográficas de Felipe II aparece que el Castillo podría ser de origen romano, ya que la estructura de la Torre Prieta es típica de las construcciones castrenses de la época.
 
Con la caída del Imperio Romano y la llegada de los visigodos se produce un declive de la vida ciudadana y la ruralización de la sociedad.
 
Bolaños mantuvo su población debido a la existencia de los pobladores que llegaron de los núcleos desaparecidos.
 
Durante la época árabe los núcleos urbanos situados en la vía Toledo- Córdoba surgirán numerosos castillos que servirán de alojamiento y protección, función que con toda seguridad desempeñaría el castillo de Bolaños. El castillo fue reconstruido y dotado de tropas para custodiarlo.
 
Durante la Reconquista toda la zona se convierte en un lugar de lucha y batalla, con la victoria cristiana en las Navas de Tolosa (1212) la zona se pacifica y comienza a repoblarse.
 
La encargada de repoblar la zona del Campo de Calatrava es la Orden Militar del mismo nombre, excepto Bolaños. La villa era propiedad de Doña Berenguela, que la recibió entre otras como regalo de bodas, y que otorgó la repoblación a un caballero de su confianza perteneciente a la familia gallega de los Bolaños y Ribadeneyra. Este caballero le dio su apellido por nombre a la villa y su escudo de armas (el cordero y el bollo).
 
En 1229 Doña Berenguela dona Bolaños a la Orden de Calatrava, liberando a sus habitantes de pagar tributos, pechos y pedidos. Esta donación fue confirmada por Fernando III y posteriormente por Alfonso X. La situación privilegiada de Bolaños no era bien aceptada por la Orden y mantuvieron distintos pleitos para intentar abolirlos.
 
La Orden de Calatrava crea las Encomiendas para poder administrar sus territorios, la encomienda de Bolaños se crea en 1537 pero no se confirma hasta 1544.
 
El siglo XVI fue una época de decadencia y crisis para la villa. Se producen desastres naturales que provocaron grandes destrozos, además se produce la expulsión de los moriscos y la abolición de los privilegios de exención de impuestos otorgados por Doña Berenguela, esto conlleva una merma considerable de la población y el empobrecimiento de Bolaños.
 
Esta situación de crisis, despoblación y empobrecimiento estará instaurada en la población hasta mediados del siglo XX. A partir de los años 50, Bolaños toma un impulso demográfico y económico que perdura hasta la actualidad y que ha convertido la localidad en una de las más importantes de la provincia.

@2010 Ayuntamiento de Bolaños de Calatrava | Todos los derechos reservados | RSS | Contactar | Aviso Legal | Protección de datos  aa